01 facebook  02 twitter  03 googleplus  04 instagram
Menu

Mis primeros 21k - Antony Delgado

En Abril de este año (2010) decidí que haría algo con esos kilitos de más y me arriesgué realizando una inversión para comprar una elíptica (E1000 Athletic) que pudiese soportar los 105 kg que tenía para ese tiempo. La idea era eliminar los kilos de mas pudiendo estar atlético y saludable, ya que mi páncreas grita cada que aumento de peso.

En mayo de este año ya tenía al menos 3 semanas ejercitándome con la elíptica, en ese mes, Sandra Anzola (gran amiga), ella trabaja en talento humano y es quien dirige todas las actividades relacionadas con la salud ocupacional de los empleados en JTC&Cia, pasó por las oficinas de tecnología preguntando quienes correrían en la media maratón de Bogotá, yo, que en épocas anteriores, durante los tiempos de universitario jugaba baloncesto, vi una oportunidad de practicar un deporte totalmente desconocido para mi, me aventuré y le dije a Sandra que yo quería participar en la media maratón de Bogotá y que le estaría muy agradecido, si me inscribe en los 21k, ella muy inteligente, hizo que yo notara mi inexperiencia en maratones, entonces me inscribió en los 10k.

Continué entrenando todos los días con la eliptica hasta mediados de junio, cuando mi suegra, mi suegro y mi cuñada llegaron de vacaciones, ellos se quedaron hasta mediados de julio, en ese tiempo volví a subir de peso y mi estado físico decayó un tanto, había pasado un mes sin realizar actividad física alguna. Es difícil evitar las tentaciones alimenticias a las que me somete mi querida suegra.

Dos semanas antes de correr el cuarto de maratón (10K) en la MMB, había empezado mi entrenamiento con la elíptica, hasta que llegó ese 1 de agosto de 2010, yo me sentía preparado, gran decepción a la que me sometí porque en el kilómetro 4 tuve que detenerme por agotamiento, en ese mismo kilómetro me encontré con un amigo que estaba en mi misma situación, caminamos juntos unas 3 cuadras y empezamos a correr hasta la meta, un kilómetro antes de llegar, a mi compañero (Leonardo Améskita alias mechis), le dieron calambres, entonces desde ahí caminamos hasta la meta.

Luego de ese caótico día, entendí que el atletismo era mas complejo de lo que pensaba, sentí frustración e indignación por no haber terminado los 10k corriendo, en esos 10k de la MMB me dio vaso, cansancio, deshidratación y dolor muscular, todo ello por mi inexperiencia. Entendí que todo no terminaría ahí y que necesitaba ayuda de un profesional, mi gran amigo y compañero de trabajo Jerson Viveros, quien corre en competencias atléticas desde hace mas de 12 años, el corrió los 21k en la MMB.

En la semana que siguió luego de la MMB, en el descanso que normalmente tomamos en horas laborales, le pregunté a Jerson si yo podía acompañarlo en los entrenamientos que él realiza para poder correr maratones, el muy emocionado me respondió que si, que sería excelente entrenar con alguien, ya que generalmente entrena solo, quedamos de vernos el domingo a las 7 de la mañana.

El resto de la semana yo seguí entrenando en mi elíptica, llegó el domingo, entonces recogí a Jerson y nos fuimos al parque Simón Bolívar a entrenar en el circuito de 3.5K, para mi sorpresa en ese día dimos 2 vueltas al circuito sin parar. Mientras corríamos, Jerson me enseñaba tips muy valiosos, como por ejemplo, controlar el dolor del vaso hasta eliminarlo sin dejar de correr, hacer recuperación si parar y así evitar el agotamiento, ejercicios que se realizan antes para calentamiento y estiramientos después, para evitar el dolor muscular, la importancia de mantenerse hidratado y sobretodo, el valor moral que da el superarse a si mismo.

Yo me había propuesto correr 10K sin parar en la próxima competencia a la que me inscribiera, corriendo y trotando todo el camino hasta la meta, pues la próxima sería el 5 de septiembre de 2010 a las 8:30 de la mañana, era la 10k Viva! Organizada por POLAR y la fundación Cardio infantil colombiana, Jerson y yo nos inscribimos, entrené durísimo y cuando llegó ese día pude disfrutar y sobretodo terminar corriendo toda la carrera, era mi primera satisfacción personal, fueron mis primeros 10k sin parar, me había superado a mi mismo.

El lunes que siguió a la competencia de los 10K Viva! Le dije a Jerson que tenía ganas de correr 21K para probar, Jerson, muy sabio por su experiencia, me dijo que era muy pronto para mi, yo, muy terco, insistí que los correría el 12 de Septiembre de 2010 en la media maratón de Medellín, Jerson me siguió la corriente como quien le habla a un loco.

El universo conspiró y la empresa decidió patrocinar al naciente equipo de atletismo de JTC&Cia (Jerson y yo), nos dieron tiquetes en avión y gastos de hotelería pagados.

El Sábado 11 de septiembre, un día antes de la carrera tomamos un vuelo Bogotá-Medellín, a las 8 de la mañana, llegamos al aeropuerto José Maria Cordova en el municipio de Rionegro, mi primo nos esperaba ahí y arrancamos el descenso hasta Medellín, 25 minutos después estábamos en el apartamento de mi primo, donde la novia de él, mi tía y su esposo nos esperaban, desayunamos y nos fuimos Jerson y yo para la Plaza Mayor Medellín Convenciones y Exposiciones, Pabellón Rojo a inscribirnos, reclamar el kit y dar vueltas para ver las promociones que habrían para los atletas en ese día.

Por la tarde nos fuimos a piscina en el Aeroparque Juan Pablo II, de hecho nos quedaba cerca al hotel, luego salimos de ahí, dimos vueltas por los centros comerciales y terminamos el día viendo el partido Cúcuta – Envigado en el estadio de envigado, Jorge el esposo de mi tía nos había invitado y yo no perdería la oportunidad de ver al doblemente glorioso. Después del partido nos fuimos a donde mi tía a comer y posterior a ello, nos dirigimos al hotel para dormir y esperar el día siguiente, el día de la carrera.

El domingo 12 de septiembre, desayunamos unas galletas con jugo de naranja y salimos para el estadio a esperar la salida, la cual se dió antes de tiempo, como siempre, los paisas bien organizados en todo, la salida se dió a las 8:20 y era a las 8:30.

Empezamos a correr, jerson se fue adelante y yo me fui a un trote mas lento ya que quería terminar corriendo toda la competencia, en todo el camino seguí los consejos de Jerson, me hidraté, hice recuperación y cuando me dió vaso en el kilómetro 14 pude manejarlo con gran pericia, todo era felicidad hasta que llegué al kilómetro 16 donde los calambres me cobraron el poco calentamiento que realicé antes de empezar la competencia, desde ahí, hasta la meta, me fui casi arrastrándome, hasta llegar. Me sentí frustrado y muy deprimido por no haber terminado los 21k como quería, pero Jerson tenía razón, los primeros 21k nadie los termina completos, por eso no cuento esos 21K como mis primeros 21K.

Mis primeros 21K completos los corrí el domingo 26 de septiembre de 2010 en Guatavita, competencia organizada por el Club Olimpus y la alcaldía de Guatavita. Mi amigo Leonardo Ameskita (alias mechis) en compañía de su novia, nos llevaron hasta Guatavita, fuimos mi esposa, mi hijo, Jerson, leo (mechis), liliana y yo, en el carro de leo(mechis). En esta ocasión no cometería el mismo error, hicimos 30 minutos de calentamiento y arrancamos; los primeros 10.5K fueros suaves ya que había mas bajadas que subidas, además, eso permitió que disfrutara del paisaje y sobre todo del embalse de Tominé en la ruta guatavita-sesquilé, los próximos 10.5K serían un tormento para cualquiera ya que eran en subida, durante el camino yo hacía recuperación, regulaba la respiración y me hidrataba sin afán pero con precaución, los últimos 3k los voy a recordar toda mi vida por que casi desisto, son los 3k en subida mas difíciles a los que me he enfrentado, mientras subía podía ver las ambulancias y los policías atendiendo atletas que se habían delegado por calambres, agotamiento, deshidratación, desmayos, etc. yo seguía trotando con la emoción de terminar mis primeros 21K completos, no se imaginan la alegría que sentí, cuando leí en la carretera que me faltaban 1.5K solamente, desde ese momento aceleré mi marcha hasta la meta, los últimos 400 metros eran bajando y yo aceleré lo mas que pude, llegué a la meta, la atravesé y me dio un calambre, me había superado por segunda vez.

Hace algo más de un mes una amiga me preguntó sobre lo que se siente correr y yo le dí la respuesta a continuación:

Correr, es algo que disfruto en exceso, es apasionante, representa muchas cosas para mí, me libera, no pienso en nada, si hay problemas, se van como por arte de magia y si no los hay, me refresca, me calma, me produce euforia, supeditación y soledad, me siento de maravilla.

Adiós y en un año publicaré mis primeros 42K

PDT. Para los que quieren saber cuantos kilos he bajado desde abril hasta septiembre, en abril pesaba 105kg y hoy peso 87kg, recuerden que yo mido 1.83 y recuerden que la clave está en el buen ejercicio y la excelente alimentación.

Antony Delgado

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar