01 facebook  02 twitter  03 googleplus  04 instagram
Menu

Que me deja el bus... - Carlos Andrés Bermudez

Nunca fui deportista de alto rendimiento o de nivel aceptable.

carlos andres historia

Pero siempre me han gustado todo tipo de Deportes, aunque no soy bueno en ellos y ni los practico, los admiro y me fascinan…

Lo mío es la Naturaleza sin duda alguna, me asombra y cautiva, también tengo un profundo respeto y admiración por Todos los Animales y otras formas de vida.

 

Podría decir que soy caminante, mi récor personal está en caminar del terminal de Tunja al terminal de Villa de Leiva en Boyacá, con equipo y con carpa en menos de 12 horas, deteniéndonos solo para meternos a un estanque lleno de patos je je Me he divertido también en la caminadita de Bogotá a Ubaque.

Pero correr… GuaauuU, eso es para titanes.

 

fue el ascenso a la torre el 8 de diciembre del 2012 y aunque me prepare informalmente mal, no fue suficiente… yo NO sabia en que bus me estaba montando, estuve en condiciones aceptables para la subida, por suerte se baja en ascensor. Al día siguiente camine y medio trote mis primeros 10K de un Club casi afuera de la ciudad, obviamente llegue de último, Igual era mi única y última participación en estas actividades, lo hacía más como tributo o pequeño homenaje a l@s verdader@s héroes - un pequeño grupo de valientes, que nos acompañaron en un evento de carácter Ambiental y Animal a favor de un Humedal Capitalino, pero en el fondo NO quería volver a correr, me pareció un desgaste innecesario.

 

Como ya saben yo era el último de la carrera, solo quería llegar a la meta he irme, pero empecé a notar que los demás participantes se iban en su autos y algunos pitaban y me decían; ANIMO ya casi llegas!

Buena campeón, tú puedes, entre gritos y emoción…

Poco a poco cambie mi cara de mártir por una más alegre, es difícil no sonreír cuando hay tantas personas, tanta gente extraña que te animan desinteresadamente, esos alientos no te dejan bajar la guardia…

Sigues adelante como si tuvieras pies de metal con pesas de 5 kilos cada una y vas sobre imanes potentes que no te dejan separar los pies del suelo. Me imagino que a más de uno o una le habrá pasado algo parecido y me entenderán. Al llegar a la meta casi 2 horas después sentí una GRAN felicidad, eso también lo entenderán. Solo ustedes saben lo que es la primera medalla. La primera carrera, la alegría por cruzar esa lejana meta.

 

Al día siguiente ni podía ir al baño con tranquilidad, por suerte era diciembre, pero que dolor por todos lados, yo sentía que me dolía el pelo y las uñas del pie.

 

Creí haberlo olvidado pero sin darme cuenta estaba corriendo la Carrera del Sur, pasos tras pasos, la MMB, ya no estaba solo, llevábamos un mensaje en la parte de atrás de la camisa.

Corre - Nada - Vuela Pero Cuida TU Planeta!

carlos andres historia

Luego sin darme cuenta estaba montado en el bus rumbo al Trail Running Usaquén.

carlos andres historia

Los logros ya empezaban a notarse, tal vez el más importante para mi, es la perdida de casi 20 kilos de sobre peso, aun sigo pesadito pero ya no tengo los imanes puestos.

 

Se venia la Carrera del Humedal Capellanía y el asenso a la Torre, que pude correrla hasta el piso 10 sinque se me encalambraran las piernas y de allí en adelante paso a paso y piso a piso hasta llegar al mirador. Una vez baje los 900 escalones recibí como 30 volantes de la Segunda Carrera Atlética Rana Dorada de Supatá 2013 y me anime aun más en participar en dicho evento.

 

Era domingo 15 de diciembre por la mañana, bueno madrugada.

Sabia que el primer articulado era vital para poder llegar al portal de la 80 antes de las 7AM, por esas cosas de la vida sali tarde de la casa y corra para la estació, no tenia tres segundos de estar allí cuando llego en el segundo modulo el bus rojito que me llevaria directo a la 80, así que hágale a correr los 30 metros para poder subirme.

 

Llegue al portal re tarde y justo en el puente peatonal me encontre a Don José “el Escamoso” un deportista de vieja guardia.

Me dijo que si tambien iba para el rosal o algo así, yo le dije no, voy para Supatá, la que su mercé corrio el año pasado! Pilas que ese bus se toma al otro lado, hagale que lo deja el bus y llega tarde, porque son más 2 horas de viaje…

Al bajar el puente vi a mis amigos esperando el bus y fue cuando lei que decia directo a Supata y corra… le chiflamos y por suerte se orillo y nos llevo, nos toco de pie. Pero bueno… Ya ibamos en el bus a saltar por la Rana Dorada.

 

Hay tres buses que viajan temprano en la mañana 7 - 8 y 9AM así que justo era el primero que llegaria a Supatá.

 

La mayoria de pasajeros tenian pinta de corredores, uno los empieza a distingir sin saber cómo, que alegria ir en medio de tantos amigos anonimos.

 

Llegamos a las 9AM al hermoso pueblo, hacia un esplendido sol. Tenia puesto el gorro de combate de orejotas, mi horno portatil, me preguntaban que si iba a correr con ese gorro puesto y explicaba el motivo de dicho atuendo, que no es más que llamar la atención y poder compartir un mensaje amigable con los deportistas de la naturaleza y los animales.

 

Corrimos, nos divertimos y compartimos en familia, porque sin darse uno cuenta, carrera tras carrera vas sumando un hermano y una hermana más, que hace que tu familia cresca.

La familia Atletica y del deporte.

 

Por poco me deja el Bus de la alegria.

El bus del atletismo, el bus del amor y la salud.

Que nada te quite las ganas de Correr.

 

Que no te deje el Bus.

carlos andres historia

carlos andres historia

Carlos Andrés Bermudez

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar