01 facebook  02 twitter  03 googleplus  04 instagram
Menu

Mi segunda maratón - Miami 2013 - Jorge Duarte

Luego de haber terminado mi primera maratón en la ciudad de Los Ángeles con una lesión en la rodilla derecha, tuve que esperar algo más de 10 meses para poder pensar en volver a correr nuevamente los 42.195 metros.   Esta lesión se debió a, en parte por mi inexperiencia y en parte por querer correr más rápido, ya que terminé sobreentrenado y no le permití a mi cuerpo y en especial a mis articulaciones un descenso adecuado de la carga en las últimas semanas.  No obstante, la terminé, eso sí a través de una experiencia muy dolorosa.

maraton de miami 2013 jorge duarte

Una vez recuperado el pasado mes de mayo, me concentré en pensar cómo debía entrenarme para mi próxima maratón.  Comencé con un entrenamiento suave para competir en la 15 K de Allianz.  Esa carrera siempre me ha gustado, en especial su organización y recorrido.  Luego de tres semanas de entrenamiento y de haber participado en este evento, me sentí nuevamente seguro y preparado para comenzar a avizorar el sueño de volver a la mítica distancia.  Seguí entrenando, aumentando la carga progresivamente y tomando semanas de bajo volumen para recuperación, vino entonces el entrenamiento a Chingaza patrocinado por New Balance y RunnersLab, prueba dura esta, luego la media maratón de Bogotá, 10 k Viva - Polar, media maratón de Medellín, en la cual pude bajar mi tiempo por debajo de las 2 horas y un viaje inesperado a Oriente Medio donde tuve la oportunidad de entrenar en el Mar Muerto (Israel) a 450 metros bajo el nivel del mar, viaje que no me permitió participar en la 10 K de Nike pero que repuse con la 10 K Unicef y cerré el año con mi hijo en los 6 k de la carrera Cartoon Network. 

Para este momento (finales de noviembre) ya llevaba 2 meses entrenando seriamente para una nueva maratón. Estaba acumulando al menos 60 km a la semana, sin presiones y sin un plan exacto, sólo con la intuición y la experiencia del entrenamiento para mi primera maratón, evitando cometer los mismos errores, en especial el tratar de correr muchos km en los días hábiles de la semana. Al contrario, combiné las cuestas y las series, cada una de ellas una semana si y otra semana no, respetando eso sí los fondos de los domingos.  

De esta forma llegó diciembre, vacaciones programadas en Bucaramanga y Santa Marta y sin contarle a nadie mis pretensiones, salía a entrenar casi a diario, combinando todo tipo de rutinas, ayudándome además con entrenamientos cruzados como las pesas, abdominales, bicicleta y algo de natación y complementando con un masaje general cada 15 días.  Luego de las festividades y ya en Bogotá, el viernes 4 de enero de 2013 tomé la decisión de inscribirme en la maratón de Miami, ciudad donde hace dos años corrí mi primera media maratón, como entenderán, con gratos recuerdos de esa experiencia.  Esta decisión sólo se la conté a mi esposa y a un grupo de runners que, organizados por los dueños de RunnersLab, tuvimos la oportunidad de entrenar dos veces en el mes de enero, el domingo 6 subiendo a Patios y el domingo 20 con una tirada corta y suave de 12 km.  En el intermedio, hice mi último fondo antes de maratón el domingo 13 de enero con 32 km por las ciclovías de Bogotá.

jorge duarte maratond e miami 2013

Finalmente, llegó el momento y viaje a Miami en compañía de mi esposa el viernes 25 de enero.  En el vuelo me encontré con una serie de personajes que había venido conociendo en los entrenamientos ya mencionados.  Tal es el caso de Luis Lindarte quien fue el ganador del concurso ESPN RUN - Gatorade.  El tomó esta competencia como entrenamiento, corriendo media maratón ya que en dos semanas corre el Iron Man de Panamá.  El viernes mi esposa me acompañó a la Expo, donde uno definitivamente termina de motivarse, ya que en EEUU claramente este deporte es tomado en serio y los participantes nos sentimos respetados y admirados.  El sábado se corrieron los últimos 5 k de rigor, viendo el amanecer en South Beach, todo un espectáculo.  Tarde de compras, como retribución a una esposa abnegada que me impulsa en todas las ideas locas que sobre el running he tenido y tarea de la cual llegamos al hotel cansados y con la expectativa sobre cómo se pasaría la noche previa.  Realmente sirvió ir de mall en mall ya que luego de una cena de pastas, dormí como un lirón las 7 horas reglamentarias.
Reloj despertador a las 4:30 a.m., nuevamente algo de pasta, yogurth natural y una naranja, vaselina, geles energizantes, camiseta, licra, medias, zapatillas y al hotel donde se hospedaba  Luis Lindarte quien muy amablemente me ofreció llevarme al American Airlines Arena en su transporte privado prestado por los organizadores del concurso de ESPN RUN - Gatorade.  Mi esposa prefirió quedarse en South Beach a esperar mi paso por allí, la esposa de Lindarte nos acompañó a la largada.

Ya en el sitio de salida vienen los nervios previos a la largada, mariposas en el estómago, despedida de Lindarte, el corre más rápido que yo y va en el corral C, a mi me toca el F pero no lo encuentro y decido quedarme en el D.  Allí, en la mitad de mis compañeros de largada, un runner brasilero me pregunta a qué hora exacta es la salida, yo le respondo a las 6:15 a.m., me cuenta que es su primera media maratón, comienza a sonar el himno de los EEUU, me da la mano y el hombre, a pesar de que aún estaba oscuro, estaba sudando como si estuviera corriendo la carrera de Girardot a las 3 de la tarde.  Por fin la gente avanza hacia adelante, preparo mi aplicación de iphone para medir el distancia y tiempo y para colocar mi música, un, dos, tres, se pisan los sensores y.... GO GO GO GO gritan desaforados más de 20.000 participantes.  Se eriza la piel, comenzamos a correr y a planificar las próximas 4 horas de mi vida.  

maraton de miami 2013Podría contar cada segundo de esas 4:16:29 horas de mi vida; me las gocé como nunca, simplemente corrí y me dejé llevar de la multitud que a ambos lados de la ví,a nos apoyaban y nos vitoreaban sin parar.  En todo caso, hay detalles particulares.  El más importante, encontrar a mi esposa en el sitio predefinido en Ocean Drive (frente al Hotel Víctor) CON UN CARTEL QUE DECÍA: "JORGE DUARTE TE AMO !!!!", en ese momento supe que sin importar cansancio, dolor, sufrimiento iba a cruzar la meta.  Después de este espectacular y  lindo detalle de mi amada esposa, ayudé a una runner de nombre María a terminar su primera media maratón, en la milla 12 iba caminando, le pregunté si se sentía bien, me dijo NO !!!!!, LE DIJE VAMOS YA y corrió en contra de su voluntad esa última milla, tal vez porque yo le conté que a mi me quedaban 14 millas más (Creo que lo hice para olvidarme que ellos terminaban y que a mi me faltaba la mitad).  Luego, en la milla 15 podíamos ver que los runners más veloces ya regresaban por la ruta e iban en la milla 22, divisé a lo lejos y vi a un colombiano al que en ese momento se me olvidó su nombre pero que había compartido conmigo el vuelo en el 2011 y ahora en el 2013, y el entrenamiento a Chingaza en julio pasado.   Simplemente atiné a gritar COLOMBIA !!!! el me miró y me saludó, ahora recuerdo su nombre, es FEDERICO, un duro, el único colombiano entiendo que ha participado en el cruce Mont Blanc, y de verdad me sentí orgulloso de que Colombia tenga ultrafondistas de estas calidades y que además, me salude y me desee suerte en plena competencia.

Este deporte definitivamente nos hace más nobles y humildes.   Entre la milla 15 y la 19 me alcanzó la pacer que llevaba el letrero de 04:05:00, apreté el paso y sin problemas los acompañé esas 4 millas. Llegó la milla 19, Coconut Grove, y de acuerdo a mi planteamiento de carrera era hora de definir si seguía apretando o bajaba ritmo, ya que los 45 años cobran factura; mi mente dice JORGE REDUZCA EL RITMO y comencé a correr junto a un muchacho de unos 25 años, el típico gringo mono (rubio) quien me acompañó hasta la milla 22, en ese momento el tipo paró y se encontró con el muro, lo traté de animar pero EL MURO PUDO CON ÉL, que lástima, se quedó llorando y yo continué.   A unos pasos de este insuceso, un tipo de unos 40 años estaba repartiendo bebidas en vasos de plástico, tomé uno y resultó ser CERVEZA HELADA !!!, la tomé y me sentí reconfortado.  Venían las últimas 4 millas, dos de ellas bajé el ritmo casi a 6.5 min/km y cuando llegué a la milla 24 decidí nuevamente apretar ritmo, tomé el último gel con abundante agua, le pedí al auditorio ánimo, una cubana que venía ya con su medalla por Brickel Avenue me tomó la mano, corrió conmigo unos 50 metros y me dijo: CHICO, VE POR ESA MEDALLA, YA ES TUYA !!!! maraton de miami 2013

04:16:29 CRUCE DE LA META, PARECIERA QUE UNO QUISIERA SEGUIR CORRIENDO, BOTELLA DE AGUA, MEDALLA, BESO A LA SEÑORA DE LA MEDALLA, FOTO Y LA SENSACIÓN MÁS INDESCRIPTIBLE, HAY RISA, LLANTO, CANSANCIO, SED, HAMBRE, PERO TODO CONJUGADO SE LLAMA FELICIDAD !!!!!!   Voy a estirar unos 30 minutos, tomo un taxi, me encuentro con mi esposa y le dedico la medalla y el tiempo.  Me cuenta que vio pasar a los ganadores de la media maratón y de la maratón y la verdad no me importa, lo único que importaba era que yo había terminado con un tiempo modesto pero que para mi es el mejor tiempo de mi vida.  Por último, GRACIAS A DIOS por mi esposa, mi hijo, mis padres, mis hermanas, mis amigos, mi trabajo, mis compañeros runners y por haber descubierto este.... no sé si llamarlo hobbie, vicio, deporte, etc, pero que es definitivamente una de las mejores cosas que me ha pasado en la vida.   LA PRÓXIMA: NUEVA YORK SI DIOS QUIERE !!!

 

Jorge Duarte

Tagged under: Miami

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar