01 facebook  02 twitter  03 googleplus  04 instagram
Menu

La Trail Running Usaquén 2012, los 14 km más duros de mi historia - Geovanny Tibaduiza

Nací un 29 de noviembre de 1979 en Sogamoso (Boyacá), un año después de que Domingo Tibaduiza corriendo en Europa impusiera los records nacionales en 3000 m, 5000 m y 10000 m, records que hasta hoy siguen vigentes. Nací en la época más gloriosa del atletismo colombiano, Víctor Mora, Domingo Tibaduiza, Silvio Salazar, y otros tantos atletas le daban victorias a Colombia por todo el mundo; victorias que hoy añoramos volver a tener.

¿Por qué corro? Por herencia, por pasión, como me dijo el gran Domingo Tibaduiza hace algunos meses, los que llevan el apellido Tibaduiza, llevan el atletismo en sus venas, por eso corro; no es un gusto o una afición, es un estilo de vida, un legado que llevamos en la sangre los que orgullosamente tenemos el apellido Tibaduiza. Empecé a entrenar a la edad de 14 años, mi especialidad son las pruebas de 3000 m y 5000 m, aunque algún día espero correr un maratón, ojala en el extranjero.

historias de carrera 2012

Siempre veía por la TV las transmisiones de la Media Maratón de Bogotá, la más emocionante en el 2003 cuando en un agónico final ganó Alirio Carrasco, ese día sentí el orgullo y el amor de patria, al ver a un colombiano ganar de esa forma tan heroica una prueba tan grande como la MMB. Ese día me propuse la meta de correr en Bogotá el mayor número de pruebas que pudiera, coleccionando camisetas y medallas, que le mostraría a mí hijo para inculcarle el amor por este deporte, y con la esperanza de poder verlo algún día romper los records nacionales de su antecesor Domingo Tibaduiza. En la foto aparezco con Alirio Carrasco, al poder cumplir el sueño de conocerlo este año en la Trail Running de Usaquén.

Corrí la MMB y fue una experiencia inolvidable, ver a tantas personas que comparten la misma pasión por el atletismo y correr a su lado, todos buscando una misma meta, un mismo objetivo, casi parecía que todos compartíamos los mismos latidos al correr, en este tipo de pruebas, el suspiro de unos se convierte en el aire con que otros corremos. Sin embargo sentía que debía vivir otra experiencia, algo más allá, que debía llevar mi cuerpo al límite, saber de qué soy capaz y demostrar que como en toda historia de amor, por el amor al atletismo también hay que sufrir aveces. Fue entonces cuando encontré una prueba donde todo lo anterior se vería reflejado en una experiencia que muy pocos se atreven a vivir, un Trail Running: El Trail Running Usaquén 2012.

Una prueba de montaña de 14 Km, con una cima a mas de 3000 msnm, un reto que prometía poner a prueba no solo mi fuerza física, sino mi voluntad, mi coraje y el valor que se debe mostrar cuando las piernas ya no resisten mas, y sin embargo la meta está muy lejos y los deseos de seguir adelante están casi por el suelo. Me entrené muy duro durante casi tres meses en las bellas montañas de Boyacá, consciente de que el reto al que me iba a enfrentar era el más duro en toda mi carrera como atleta aficionado, eso me ayudo a conocer mis límites, mis fortalezas y debilidades y demostrar que en la vida cuando se quiere alcanzar algo, se debe luchar por ello con mucha constancia y disciplina.

Luego de correr el sábado 8 de Diciembre en la carrera de ascenso a la torre de Colpatria, llegó el día tan esperado, muy puntual a las 8 am estaba en la línea de salida el 9 de Diciembre en el parque de Usaquén, junto a otros 600 atletas que al igual que en la MMB Vivian y sentían la misma pasión que yo. 

historias de carrera 2012
Luego de 11 minutos comenzó el ascenso, en una montaña que imponente comenzaba a romper las piernas de quienes nos atrevíamos a conquistarla, después de casi 40 minutos una procesión de personas se veían caminando ya que muy pocos corrían a sabiendas que la prueba apenas empezaba a mostrar su lado más duro. Empezó el primer descenso y las rodillas parecían quebrarse como copas de cristal que caen al suelo luego de que el Rey bebiera en ellas el amargo vino del ascenso. Una hora y veinte minutos y el ascenso final parecía reírse de nosotros al ver nuestros rostros de cansancio y el deseo de decir: No más !!! Por mi mente pasaban pensamientos como: en qué estabas pensando cuando decidiste venir a esta prueba, pero luego algo me decía, no todos pueden pero tu si…Llegué a la cima a más de 3000 msnm y un soldado de nuestro ejército nacional que custodia las antenas de comunicación instaladas en aquel cerro, me dijo: Vamos campeón ya solo le faltan 4 Km, lo más duro ya pasó, animo!!!

Esas palabras fueron el hidratante que mi espíritu necesitaba para seguir luchando, al igual que en la vida cuando aveces no podemos seguir, pero siempre hay voces de aliento que nos impulsan a salir adelante. 3 Km en un descenso implacable que se hizo eterno y al final un Km en bajada para llegar a una meta luego de 14 Km que si me preguntaran me parecieron 50 Km. Cansado como nunca me dije: el otro año ni loco vuelvo a esta vaina, pero luego de 10 min, con cabeza fría y las piernas temblando me dije: el otro año voy a mejorar el tiempo, ese es el reto: mejorar mi marca de 2 horas 41 min 49 seg.

historias de carrera 2012

Luego de correr una prueba como esta solo puedo decir que hoy me siento un ganador, correr contra uno mismo y superar sus propios miedos es algo que lo fortalece bastante a uno y lo impulsa a seguir adelante, demostrando que la fuerza de voluntad y el coraje se forjan en los momentos duros de nuestra vida y nos hacen cada vez más grandes. ¿Qué me impulsa a correr? Quiero dejar un ejemplo a mi pequeño hijo de 4 años, de que la mejor opción de vida es el deporte y la vida sana, y como soñar es gratis, sueño con verlo algún día ganando la carrera de San Silvestre, imponiendo nuevas marcas nacionales y verlo convertido en campeón olímpico de 5000 m, la prueba que tantas veces he corrido y alguna vez soñé con ganarla en una olimpiada… gracias.

Geovanny Tibaduiza Hernández

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar