01 facebook  02 twitter  03 googleplus  04 instagram
Menu

¡Comenzar es el reto, parar no es una alternativa! - Fabian Castellanos

El Tiempo fue la gran excusa durante mucho tiempo, solo inicié hasta que este dejo de ser un pretexto para no cambiar de estilo de vida, fue la decisión de un día, de un momento, más allá de meditaciones o profundas disertaciones, fue en un instante en que me lance a correr, lo que fue una necesidad se materializó en una decisión que ahora es un placer.

fcastellanos-01

Mi nombre es Fabián Castellanos y llevo solo 5 meses en este mundo donde la zapatilla pule el asfalto y donde a diferencia del poema de Machado, se hace camino un poco más rápido que solo al andar. Tengo tres hijos que me motivan a mejorar, a ir más allá de la meta, a tratar de superar las adversidades, los muros y las limitaciones. A mi lado, otra gran motivación y la mejor compañía de entrenamiento, mi esposa, Cecilia Forero quien ahora corre las calles junto a mí, así como desde hace años y para siempre construimos la ruta de nuestra familia.

Como les contaba, la falta de tiempo fue el pretexto para no empezar, madrugadas alistando a los niños y luego al colegio, día de trabajo, tarde-noche de tareas y oficios de la casa, fines de semana universidad y el dilema de siempre ¿sin tiempo cuando y a qué hora voy a correr? la respuesta es que el tiempo es uno solo y el mismo para todos, no falta tiempo, falta organización, entonces encontré el espacio para mi actividad al final del día, 8:30 pm, con los hijos durmiendo y todo listo para la jornada siguiente, la noche ahora es la cómplice de la aventura de correr y el espacio para liberar las tensiones diarias, y es tan real la tranquilidad que produce el correr que en momentos de estrés los hijos preguntan “ ¿Papi, hoy no has corrido?”.

Iniciamos con la intensión de realizar actividad física, bajar de peso y compartir en un ambiente diferente, seguimos el más básico programa de entrenamiento para 5K; caminamos, intercalamos minutos de caminata y trote, después de 8 semanas corrimos nuestros primeros 5; las ganancias, un nuevo habito, sano, agradable y una poca distancia recorrida; las perdidas, más de 8 Kilos sobrantes. El siguiente paso fue un nuevo programa, otro de 5 entrenamientos por semana durante 8 semanas, al finalizar llegaron los primeros 10k y el deseo de más, no obstante, la prudencia nos llevó a repetir el último programa y tratar de mejorar, entonces se apareció la opción de participar en la primera carrera, la New Balance Exellent Series en la ciudad de Bogotá, correr la primera vez en una competencia real y con un solo objetivo, ¡llegar¡; de nuevo, la prudencia nos hace decidir que es mejor ir por los 7K, probablemente habríamos podido hacer los 15 pero no fue nuestra preparación la correcta para ese recorrido, los 7 están dentro de la distancia para la que hemos entrenado.

fcastellanos-01

Son distintos los momentos y las emociones que trae la primera carrera, la inscripción despierta la ansiedad y recibir el kit nos regresa a la infancia, al momento donde llegan los regalos y las sorpresas que vienen dentro. Luego, la noche previa a la carrera se alista la indumentaria como obedeciendo a un ritual milenario donde con cautela se disponen, camiseta, número, medias y zapatillas, como cuando el guerrero contempla la cota de malla, el yelmo y la armadura antes de la batalla, la lucha será entre la mente y el cuerpo; y entonces, ha llegado el día, la ansiedad de la carrera genera sensaciones extrañas, ya he corrido 10K varias veces, pero tengo la sensación que no voy a poder con 7, salen los corredores de los 15k y la tensión crece.

El momento ha llegado, inicia el conteo regresivo y la salida es inminente, el beso de la confianza y la sonrisa de la complicidad nos da la largada y nos perdemos entre miles de deseos y expectativas unidas en un gran color verde vistoso, el paso es difícil antes de salir a la vía principal, el susto ha pasado y después de unos metros el ritmo es constante, varios corredores iban quedando atrás mientras otros me pasaban como sin hacer esfuerzo; eso genera angustia, se siente como en los sueños en donde no se puede avanzar y algo te persigue.

El sol cumple su cometido y obliga a buscar la hidratación, ya es la mitad del recorrido y siento que me faltan fuerzas, la gente anima al margen de la carrera y es un energizante para la mente, he seguido a alguien quien ha estado cerca de mi ritmo todo el tiempo, al ver que se adelanta un poco, recobro mis fuerzas y logro darle casería.

Falta un kilómetro para la meta y vienen de nuevo los gritos de ánimo, es el momento de entregar lo que queda, de levantar la mirada y desprenderse de los vestigios de energía y de aire, es el instante donde la mente juega su papel protagónico, se remata con todo y la vista de la meta vitaliza el propósito del sprint final, he pasado la meta y mi anónimo compañero de recorrido me abraza y me felicita como si supiera la alegría contenida en mí y como si me conociera desde hace mucho tiempo.

fcastellanos-01

La Medalla y la manzana reconfortan el cuerpo y el espíritu, me dispongo a buscar a mi esposa a quien hacía más de 6 Kms no veía, ya estaba más recuperada y un nuevo abrazo fue la sensación de otro paso por la meta, la alegría de haber cumplido nos motiva ahora para querer mucho más; una caminata victoriosa por la ciclovía nos ambienta el relato minucioso de lo vivido en carrera, y el regreso a casa con la felicidad de una nueva experiencia que abre puertas a nuevos retos.

Esa noche conocemos los resultados, estoy entre el 12% de competidores que pasaron primero por la meta, nada mal para un principiante de 90 Kilos; la sorpresa fue el resultado de mi esposa, fue 9na entre las mujeres y 8va en su categoría, al parecer tenemos una talentosa corredora en casa, más motivaciones para continuar pensando en seguir participando en carreras y entrenando para alcanzar más y mejores objetivos, aprovechando cada lugar y cada momento, aun en las más duras condiciones.

No hay excusas para correr, el running cambia la vida y genera felicidad, el desafío es empezar, quien inicia ve resultados, se motiva y después de un tiempo no puede dejar de hacerlo, no falta tiempo ni espacio para conseguir las metas, somos solo nosotros y el deseo de hacerlas realidad, parar no es una alternativa.

Fabian Castellanos

Comentarios   

0 # Mauricio Obando 07-03-2015 22:46
Que bien Fabian, te felicito por la dedicación y disciplina que tienes para adelantar esta actividad.
Responder | Reportar al moderador
0 # Carlos Reyes 15-01-2015 12:02
E xcelente muchas felicitaciones. ... Siga asi
Responder | Reportar al moderador

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar