01 facebook  02 twitter  03 googleplus  04 instagram
Menu

Síndrome Femoro Rotuliano

  • Categoría: Lesion

Conocido también como la rodilla del saltador. esta lesión se refiere en realidad a un cúmulo de lesiones que se producen al correr.

lesiones en corredores

SÍNTOMAS

Los síntomas  incluyen crujidos en la rodilla y un dolor muy agudo debajo de la rótula al correr distancia largas, por terrenos accidentados o al bajar escaleras. Además, una sensación de roce dolorosa acompaña los movimientos de la rodilla y puede producirse tensión alrededor de ella después de períodos de descanso.

Otros síntomas:

- Dolor localizado en torno a la rotula que no es el resultado de un traumatismo repentino.

- Dolor en la rodilla que empeora con el tiempo y que a menudo se manifiesta tras correr una larga distancia.

- Dolor que se presenta si la rodilla esta flexionada e inmóvil durante cierto tiempo, como cuando se esta sentado en un cine. 

Se trata de una lesión clásica por sobreesfuerzo y se produce en el borde interior o exterior de la rotula. La rodilla del saltador es causada la mayoría de veces por una excesiva pronación del tobillo (giro hacia dentro del pie). El pie mismo puede estar sufriendo una anomalía, o tal vez este compensando un defecto propio de algún otro lugar. En cualquier caso, la pronación excesiva origina una fuerza giratoria en la rodilla y desvía la rotula de su alineación correcta.

Suele también estar referida como tendinopatia patelar o tendinitis rotuliana.


TRATAMIENTO

El tratamiento a corto plazo incluye la TÉCNICA RICE, pero se puede curar a largo plazo con solo corregir los problemas biomecánicos que la están generando. Algunos médicos llegan a aconsejar la cirugía, aunque debería considerarse como última opción.

Una manera de corregir la pronación consiste en trabajar con el calzado para impedir que el pie gire. En ocasiones, una zapatilla con más apoyo y/o de forma distinta puede suponer la diferencia. Algunas personas requerirán algunas ayudas ortopédicas (plantillas, ortesis) que deben ser prescritas por fisioterapeutas y podólogos.

 

Otros tratamientos o cuidados personales para el dolor son:

 

- Cambiar la forma de correr, mejorar la técnica de carrera.
- Aprender y realizar ejercicios tanto para fortalecer como para estirar los cuádriceps y los músculos de la isquiotibiales (detrás de la pierna).
- Bajar de peso (si es necesario).
- Plantillas especiales y dispositivos de soporte para el calzado (dispositivos ortopédicos para las personas con pie plano).
- Usar cinta para realinear la rótula.
- Usar el calzado deportivo adecuado.
- La cirugía para el dolor detrás de la rótula (dolor anterior de rodilla) rara vez es necesaria. Durante la operación:  Se puede retirar el cartílago de la rótula que ha sido dañado, se pueden hacer cambios en los tendones para ayudar a que la rótula se mueva de manera más uniforme.



Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar