01 facebook  02 twitter  03 googleplus  04 instagram
Menu

Segunda Travesía del Suroeste Antioqueño 2012

Historia de los atletas que participaron en la exigente prueba.

 

 

travesia suroriente

SEGUNDA TRAVESÍA SUROESTE ANTIOQUEÑO

ULTRAMARATÓN

CORPORACIÓN CORMAVA CLUB TROTONES DE MEDELLÍN

JUNIO DE 2012.

INTEGRANTES: NORMAN CARDONA, NELSON TABORDA, FRANCISCO DELGADO, JUAN RAMIRO OSORIO, VICTOR RAÚL GIL, LEÓN DARIO CASTAÑO, GABRIEL BERRÍO, RAÚL FERNANDO MESA, KATARZYNA WALLZAK (POLACA), LUIZA DOBRZANSKI (INGLESA) Y EDGAR JARAMILLO (LOGISTICA TRANSPORTE Y CÁMARA).

MUNICIPIOS: CALDAS, FREDONIA, JERICÓ, TÁMESIS, VALPARAÍSO Y PINTADA.

DISTANCIA: 142 KILÓMETROS

TIEMPO: TRES DÍAS

FECHA:  9 – 10 Y 11 DE JUNIO DE 2012

CRÓNICA

travesia sur oriente
RAÚL, LEÓN, VICTOR, NELSON, FRANCISCO, GABRIEL, LUISA, JUAN, KATA Y NORMAN

En la mañana del 9 de junio de 2012, diez atletas de la Corporación Cormava y el Club Trotones de Medellín, nos dimos cita en el Parque Principal de Caldas con el propósito de iniciar, la que denominamos  la  Segunda Travesía del Suroeste Antioqueño, Ultramaratón, que incluyó los municipios ya mencionados, en un recorrido de 142 kilómetros de calle y trocha, durante tres días. Diez atletas, unos ya veteranos y con experiencia y otros, nuevos en este tipo de eventos, pero todos, con la misma disposición y deseos. En el encuentro, se presentaron los nuevos y se reconocieron los ya conocidos.

travesia sur orienteIGLESIA DE CALDAS

La salida se dio desde el Parque de Caldas, a las siete en punto de la mañana, donde después de las presentaciones,  el consabido desayuno en Pipora, la visita a la iglesia, los estiramientos,  calentamientos, las últimas instrucciones y las tradicionales fotografías se acomodaron los morrales y menajes, los cuales contenían el equipaje básico para la supervivencia de cada atleta con sus bebidas hidratantes y respectivos alimentos, se pusieron en marcha los cronómetros y con toda la energía y ánimo iniciamos el recorrido a paso lento, pero seguro, a la par con nosotros danzó el sol que implacable nos acompañó durante todo el recorrido; los primeros cuatro kilómetros pavimentados en la vía a Amaga, hasta la Tolva, donde tomamos una carretera destapada hacía nuestro primer objetivo, el municipio de Fredonia, al cual, llegaríamos por la ruta de Piedra Verde, 26 kilómetros de carretera destapada, totalmente cubierta de polvo por efectos del verano, una carretera quebrada, bastante agradable con un paisaje bellísimo, rodeado de grandes extensiones de pino y café.

En este primer trayecto del recorrido, se empezaron a conformar los primeros grupos; en la punta, con Juan y Francisco, seguidos de Nelson, Gabriel y Raúl y más atrás, León, Norman, Victor y las dos niñas Kata y Luisa. En Piedra Verde, ya Gabriel se fue despegando del  grupo y nos dejó a Nelson y a Mi, luego pasó León, para unirse, más adelante a Gabriel, con quien haría equipo de allí en adelante. 

travesia sur oriente
NELSON Y GABRIEL 

travesia sur orienteKATA Y LUISA EN LA RUTA DE PIEDRA VERDE

travesia sur orienteCERRO BRAVO

travesia sur orienteGABRIEL – RAÚL Y NELSON EN PIEDRA VERDE

travesia sur orienteIGLESIA DE FREDONIA

travesia sur orienteRAÚL – GABRIEL – LEO Y NELSON PARQUE DE FREDONIA

Esta ruta, hasta Fredonía fue la oportunidad para conocer un poco a los compañeros, mientras se corría o se caminaba, también se conversaba y se compartían experiencias. Antes de la llegada a Fredonia, nos reunimos los dúos conformados por Gabriel, León, Nelson y Yo, para llegar juntos al pueblo, donde estábamos arribando a eso de las doce del día, precisamente, entramos por uno de los costados, al sur del pueblo, por la Plaza de Toros y allí, visitamos a la Tía Liliam,  a quien habíamos conocido en la travesía anterior, saludamos y tomamos jugo. Después del hola y adiós con la Tía Liliam, nos acercamos al Parque principal y  pasamos directamente a "Otra Parte" un exquisito y bello restaurante, ubicado en una de las esquinas del parque,  donde almorzamos de sopa y claro, una rica sopa casera que repuso todas nuestras energías, para poder continuar con la ruta, esta vez, hasta Puente Iglesias, corregimiento de Fredonia, ya cumplíamos la primera parte de nuestro recorrido, algo así como la mitad, aún nos quedaban 40 kilómetros por recorrer; salimos de Fredonia, a eso de las doce treinta de la tarde, siempre vigilados por el Combia, uno de los cerros tutelares del municipio, junto con el Bravo, el sol seguía implacable, todo era perfecto, caminamos entonces, los primeros cinco kilómetros por la carretera principal, la cual estaba en muy buen estado, toda pavimentada, con un paisaje exquisitos, bellas fincas y frondosos cultivos de café y cítricos; llegando al Sancudo, ya los compañeros León, Gabriel y Nelson decidieron acelerar el paso y por supuesto, me votaron, pero más adelante, pasando Marsella, un bello corregimiento de Fredonia, me uno de nuevo a Nelson, con quien defino el equipo, para ese momento, ya los equipos estaban totalmente consolidados. 

travesia sur orienteEN LA RUTA PUENTE IGLESIAS LEÓN – GABRIEL Y NELSON

travesia sur orienteFARALLONES DE LA PINTADA 

travesia sur orienteMARCELLA

Esta carretera a pesar de estar en muy buen estado, se hizo bastante pesada, fueron 25 kilómetros duros por el pavimento y el sol. A eso de las cuatro de la tarde, cruzamos airosos el puente sobre el Río Cauca, estábamos cruzando la frontera y arribando a Puente Iglesias, corregimiento de Jericó, con un propósito muy claro, hasta allí, llegaría nuestra jornada de ese primer día, aún faltaban 17 kilómetros para llegar a Jericó por la ruta de la Cabaña, quizás, el trayecto mas complicado, por ser carretera destapada, en subida y en  muy mal estado y con el agravante, que de seguir nos cogería la noche. Nuestros compañeros, los del primer equipo, Juan y Francisco, habían pasado por Puente Iglesias como almas que lleva el diablo a eso de las dos de la tarde, haciendo la ruta completa hasta el Parque de Jericó, lo mismo, hicieron los del segundo equipo Gabriel y León que por su falta de experiencia, no midieron bien el tiempo y no dimensionaron la aterradora ruta que les esperaba, para recorrer de noche sin linternas, pero valientemente, lo lograron y a eso de las ocho de la noche arribaron a Jericó,  contracturados y reventados, pero felices de haber cumplido con la primera jornada.

travesia sur orienteRAÚL Y NELSON CRUZANDO EL  PUENTE SOBRE EL RÍO CAUCA – PUENTE IGLESIAS

Con la decisión clara de llegar hasta allí y en las condiciones  en que estábamos, Nelson y Yo nos sentimos los más sabios de toda la región y esperamos el bus que pasaba para Jericó proveniente de Medellín; de esa manera, nos relajamos, estiramos, nos hidratamos, descansamos y compartimos con Edgar un rato y a eso de las 5 PM pasó el bus y lo tomamos, para llegar a Jericó por la vía nueva, a las 6:30 de la tarde. En el camino, departimos con algunas de las pasajeras, nos tocó reten de la policía, con requisa incluida. Al llegar al Parque, nos dirigimos directo al Hotel Casa Grande, bello hotel,  reservado desde Medellín, pero antes, de paso, entramos y gestionamos en el Hotel vecino, la habitación para nuestras dos compañeras.

Ya en nuestro hotel, hicimos lobi con Adriana y Elkin los administradores, tomamos café, ultimamos detalles y luego nos encontramos con los compañeros del primer equipo, el Juan y el Francisco, quienes ya relajados y bañaditos, disfrutaban de sus abullonadas camas, Nosotros, hicimos lo mismo, baño, relax y mientras, escuchábamos las historias de su recorrido y experiencia en aquel primer tramo de la Travesía, ellos, habían cumplido con la tarea y habían logrado en muy buen tiempo hacer el recorrido completo de la primera etapa. Mientras nos acicalamos, lavamos y descansábamos, fueron llegando, los del equipo de atrás Norman, Victor y las Chicas, Kata y Luisa, éstos, también, habían decidido y por sugerencia de Nelson y mia, tomar un transporte en Puente Iglesias para acabar de llegar a Jericó, y por supuesto, lo hicieron, pero no en bus precisamente, a los pobres, les tocó abordar un camión y soportar las incomodidades de viajar en la parte de atrás como animalitos o como fardos de yuca, llegando a Jericó a eso de las 7 de la noche.

A los compañeros del equipo de Norman, siempre los tuvimos a la distancia, pero reportados, ya que Edgar, nuestro compañero de logística nos mantenía informados sobre sus condiciones. Este grupo, diferente a los demás por el ritmo, el número de personas y por estar integrado por dos hombres y dos mujeres, resultaba sub-.generis con respecto a los demás, un grupo particular, pero fuerte, que supo batallar cada uno de los trayectos propuestos para esta primera jornada de la Travesía. Las dos damas integrantes del grupo, nos dieron una lección de valentía y decisión, resultaron tan fuertes, que simplemente nos dejaron impresionados. Ellas, las dos extranjeras disfrutaron cada paso y cada espacio de nuestra geografía antioqueña.  

travesia sur orienteJERICO PARQUE PRINCIPAL

Estando casi todos los grupos en Jericó, los recién llegados se acomodaron en sus respectivas habitaciones y con algunos salimos a comer en el Restaurante la Terraza, en el Parque principal, un restaurante que ofrecía menús a la altura de estos “atleturistas” cansados y hambrientos, menús cargados de carbohidratos y proteínas, las necesarias para poder continuar al día siguiente. Mientras cenábamos, con Nelson, Edgar, Kata y Luisa, estuvimos pendientes todo el tiempo de nuestros compañeros, el equipo de Gabriel y León, que aún no llegaban y era preocupante, porque los había cogido la noche en una carretera bastante mala y por su inexperiencia no cargaban linternas. Al fin nos avisaron de su llegada y ya tranquilos, salimos del  restaurante y nos dirigimos al hotel, donde hubo encuentro y reanimación con los compañeros de la noche, el León y el Gabriel, quienes, estaban bien quebrantados o reventados que dicen, pero contentos, después de compartir experiencias con los demás grupos, pasamos directos a la cama y esa noche dormimos como lirones.

Este primer día fue bien productivo, cumplimos a cabalidad con nuestros objetivos y nos dimos la oportunidad de estar, recorrer y disfrutar en y de los más bellos parajes de este maravilloso Suroeste, un día perfecto, de conocimientos y aprendizajes, donde cada uno se dio la oportunidad de conocer a su compañero de equipo,  un día con un clima agradable para nuestras necesidades,a pesar del implacable sol al inicio,  un día en el que, aún no sabíamos de las maravillas que íbamos a disfrutar de ahí en adelante.

travesia sur orienteCATEDRAL DE JERICÓ

travesia sur orienteARQUITECTURA COLONIAL EN JERICÓ

travesia sur orienteIGLESIA GÓTICA JERICÓ


Al día siguiente, domingo 10 de junio  y después de un plácido y merecido descanso, muy temprano, nos pusimos en pie, con la parafernalia y ritual tradicional, los buenos días, el baño, la preparación de los morrales, la estirada y por supuesto, el delicioso café jericuano, salimos y disfrutamos de las maravillas arquitectónicas de tan bello municipio, visita a la iglesia, fotografías, desayuno y el abastecimiento de provisiones e hidratación, para iniciar una nueva jornada, esta vez, teníamos dos objetivos, en la primera etapa 26 kilómetros hasta Támesis y una segunda jornada de Támesis a Valparaíso de 30 kilómetros, las cosas pintaban bien un día esplendoroso, iluminado, pero sin el candente sol del día anterior. 

travesia sur orienteJUAN – LEÓN- GABRIEL Y NORMAN PARQUE DE JERICÓ 

travesia sur orienteKATA – LUISA Y NELSON EN JERICÓ

travesia sur orienteSALIDA EN JERICÓ 

A las 7 AM, ya preparados con todo en orden, y después de habernos promocionado en el Parque Principal, firmando autógrafos y posando para los medios y los fans, salimos dispuestos y con mucha energía, dejando entonces, este bello municipio con sus dos cerros tutelares, las Nubes y el de Cristo Rey, iniciamos la ruta, por carretera destapada, otra vez, a paso lento los primeros cuatro kilómetros, por un paraje alfombrado de grandes y hermosos cafetales y bañado por inmensas cascadas; tendríamos 26 kilómetros hasta Támesis;  Los grupos se mantenían, en la punta Juan y Francisco, Luego, Gabriel y León, seguidos de Nelson y Raúl y en la cola, Norman y sus muchachos. Nos enrutamos por la vía a Támesis en un cruce de montañas y parajes de ríos y quebradas, de los cuales disfrutamos de maravilla, sobre todo, nuestros compañeros Gabriel y León, que hasta baño tomaron, lo mismo que Kata que no se quedó sin tener el contacto con una de las cascadas encontradas en el camino.

travesia sur orienteRUTA A TÁMESIS NORMAN – LEÓN – GABRIEL Y NELSON

travesia sur orienteCERRO DE TÁMESIS

Continuamos con el recorrido disfrutando de tan bellos y exquisitos paisajes, Con Nelson, decidimos salirnos del camino y experimentar una nueva ruta, que además, de exquisita, resultó ser mucho más larga que la ruta normal, llegando a Támesis por otra de sus entradas, la ruta de los helados o mejor, de las cremas, que disfrutamos en cada casa;  mientras, los compañeros del equipo de Norman, llegaban al mismo tiempo por la ruta establecida. Támesis,  un pueblo encantador, enmarcado por su majestuoso e imponente Cerro tutelar de Cristo Rey, bellos paisajes, bien trazado, buena arquitectura, gente amable, un pueblo muy cálido y acogedor.  

Eran las doce del día y en el Parque principal ya se encontraban en reposo y descanso y claro está, almorzaditos y todo, Juan y su compañero de formula Francisco.  Los demás entonces, terminamos en el Tin Tin,  un restaurante de puntica de tenedor, donde disfrutamos la mejor de las sopas de guineo de toda la región  y de un refrescante jugo de piña. Victor, del equipo de Norman, jugando al valiente, decidió continuar con la ruta hacía Valparaíso, sin saber a que se iba a enfrentar, pero bueno,  esa era la decisión de cada uno, con el resto del grupo, ya habíamos decidido terminar la jornada de este día precisamente en este municipio, donde tomaríamos un transporte que nos arrimara a Valparaíso, para lo que se contactó a Luis Carlos, conductor de una  vieja camioneta, quien nos llevó hasta Valparaíso. Durante el almuerzo, la niña Kata, también decidió que ella haría lo mismo que Victor y terminaría el recorrido hasta Valparaíso, era su decisión y en acuerdo con Edgar, nuestro compañero de la Moto, la dejamos partir en su compañía, porque sola, no podía salir, simplemente por un asunto de seguridad, para este momento de la Travesía, ya habíamos aprendido la importancia de marchar siempre en grupo, o por lo menos en pareja.

travesia sur orienteIGLESIA DE TÁMESIS

travesia sur orienteDE ATLETAS Y TURISTA

Después de despedir a Kata y a Edgar, con lagrima incorporada de Luisa por la partida de su amiga, abordamos la camioneta de Luis Carlos y partimos rumbo a Valparaíso, donde después de recorrer treinta kilómetros por la ruta de la Fabiana, arribamos al Parque Principal de Valparaíso, buscamos el Hotel, también reservado desde Medellín, La Posada del Palmar, hotel de tres estrellas, atendido por Sellene que además, fue muy amable con Nosotros y nos acomodó perfectamente en las habitaciones separadas, algunos compartimos  habitación y otros, los más afortunados no compartieron. En el hotel algunos descansaron plácidamente y otros salimos a reconocer el pueblo, a buscar almuerzo para Juan, Francisco y Gabriel y a hacer los contactos para la cena, donde Doña Flor a quien ya conocíamos de vieja data, ya que es un poco difícil encontrar restaurantes disponibles en este pueblo. En nuestro recorrido, visitamos la iglesia, la cual, está en construcción, hicimos un recorrido detallado por el pueblo, descubriendo, que es un pueblo bonito, amplio, organizado, bien trazado, cuna del Ilustre General Rafael Uribe Uribe. 

travesia sur orienteIGLESIA DE VALPARAÍSO

travesia sur orienteEN VALPARAÍSO NORMAN – FRANCISCO – LEÓN – GABRIEL Y NORMAN

En la tarde, fueron llegando, primero Victor, más muerto que vivo y luego Kata, que acompañada con Edgar, también estaba bastante aporreada con tan exhausta jornada, se acomodaron, recuperaron y ya en la nochecita, por grupos, fuimos al restaurante de Doña Flor, donde departimos un rato, para luego, retirarnos a nuestros aposentos reales en la Posada del Palmar, pues al otro día, tocaba madrugar para iniciar el último recorrido hasta la Pintada.

travesia sur orienteRAÚL Y NELSON CON LAS KATAS Y LAS LUISAS EN VALPARAISO

travesia sur orientePARQUE DE VALPARAISO NELSON DE AMIGOS Y DECLARACIONES

travesia sur orienteSALIDA PARQUE DE VALPARAÍSO

travesia sur orienteSALIDA VALPARAISO

Al día siguiente, lunes 11 de junio, también muy AM, todo el grupo se levantó y por supuesto, enfrentamos el ritual de cada mañana, los buenos días, el baño y la última armada de morrales y equipajes, los ungüentos, las vaselinas y los linimentos, que no podían faltar;  el desayuno, donde Doña Flor, el cual resultó bien caro para algunos que sólo consumieron agua de panela y pan, bueno, pagaron por la excentricidad. Ya desayunaditos y cargados con toda la energía, retiramos los equipajes del hotel y marchamos rumbo al Parque Principal, de donde se daría la partida, este día, tendríamos una ruta relativamente corta, cómoda en su recorrido, sin muchos obstáculos,: 22 kilómetros a la Pintada, por carretera pavimentada en buen estado.

En el Parque como ya era costumbre, se hizo la promoción, se firmaron autógrafos y se posó para los medios. Todo el equipo se veía muy animado, todos como sí apenas fueran a empezar la Travesía, eso era bueno, ver a los compañeros tan animados y dispuestos a terminar de la mejor manera y con los mejores tiempos. Se dio la partida a las 7 en punto de la mañana, una mañana que se perfilaba calurosa;  en la punta, salimos, Juan, Francisco, Gabriel, Nelson y Yo, y atrás Norman con el resto de los compañeros, no habíamos avanzado mucho, cuando Norman, nos pasó con la intensión de coronarse por primera vez en toda la travesía una etapa, lo dejamos pasar y que disfrutara de su sueño, en el camino, ya se fueron despegando, Juan, Francisco y Gabriel y con Nelson nos fuimos rezagando un poco, pero a la par con el trote, seguíamos tertuliando y disfrutando del recorrido y los bellos paisajes de una topografía extraordinaria, siempre con los Farallones de la Pintada a la vista;  el clima, a pesar de todo, seguía benevolente con Nosotros; de pronto, me fui como emocionando y empecé a soltar a Nelson, lo fui dejando y me uní a los punteros, a los cuales pase y junto con Juan marchamos a muy buen paso, hasta llegar a la meta final, donde ya estaba Norman, al que se le veía y sentía fatigado, así fueron llegando, primero, Gabriel, luego, León, Nelson, Luisa y por último Victor con Kata. 

travesia sur orienteVICTOR Y KATA CON SU PASITO TUN TUN

travesia sur orienteLUISA EN LA RUTA A LA PINTADA

travesia sur orienteGABRIEL Y JUAN EN LA RUTA A LA PINTADA

travesia sur orienteLUCHANDO POR ESE PRIMER PUESTO

travesia sur orienteFARALLONES DE LA PINTADA

travesia sur orienteSOY UN TRIUNFADOR….LLEGUE

travesia sur orienteY YO,  SOY UNA VALIENTE

travesia sur orienteEN LA PINTADA NELSON – FRANCISCO – JUAN – LUISA – RAÚL - EDGAR Y NORMAN

travesia sur orienteEN LA PINTADA KATA – NORMAN Y LUISA

travesia sur orienteDE ATLETAS Y SANCOCHOS

Ya en la pintada, entre las 10 y las 11:30 de la mañana cuando llegaron los últimos, nos recuperamos, estiramos, nos hidratamos e hicimos los registros fotográficos, concretamos el transporte y casi todo el grupo se engullo severo sancocho de pescado, lo necesitaban para recuperar energías. Listos, despercudidos, comiditos y descansaditos, abordamos el bus y partimos para Medellín, dejando atrás la huella de otra historia, otros caminos recorridos y otro capítulo en nuestras vidas de atletas, aventureros y caminantes, fueron tres días de compartir y departir con un muy buen grupo, tres días de reconocimiento a una de nuestras más importantes y bellas regiones del departamento, tres días de compenetración total con la montaña y de acercamiento a los dioses, en todas sus manifestaciones, porque sólo en recorridos como éste, alcanzamos a ver y disfrutar de las maravillas del creador y alcanzamos a llenar nuestros espíritus y mentes de la mejor energía para continuar en la vida con los mejores propósitos y para continuar, siempre firmes en estas lides del atletismo.

Gracias a los compañeros Norman, Juan, Francisco, Gabriel, Nelson, León, Victor, Luisa,  Kata y Edgar, que con el buen compartir, hicieron posible el disfrute de tan agradable recorrido.


Raúl Mesa

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar