Son las palabras de mi hijo Lorenzo de 3 años, cuando empujo su coche al acompañarme a entrenar.

cristlemus2014-02Mi nombre es Cristina Lemus tengo un poco más de 30 años, dos hijos, uno de 3 años y Emiliano de 9 meses, junto a mi esposo son mis más grandes amores y quienes me motivan y animan a correr..

Hace algunos meses después del nacimiento de Emiliano me sumí en una depresión intensa, había perdido a mi madre, mi esposo no estaba junto a nosotros y la casa y el cuidado de los niños creía yo estaban acabando conmigo.

En víspera de mi cumpleaños me di cuenta que la única que podía solucionar y cambiar mi estado anímico y mi vida era yo! Así que le pedí a mi esposo el mejor regalo de cumpleaños que hasta ahora he tenido, un par de tenis para correr! Consiente que necesitaba un objetivo claro para continuar. Motivada me inscribí a la media maratón de Bogotá 2014 en la categoría de 10K, esto fue un gran reto pues nunca he sido una mujer deportista y me costaba trabajo las tres cuadras que tenía que caminar para dejar a Lorenzo en el colegio, por esta razón hubo algunas personas que no creyeron que lo lograría y recibí muchas críticas, burlas y pronósticos desalentadores. Sin embargo tome la iniciativa, empecé, salía al parque que queda cerca de donde vivo y solo lograba darle dos vueltas, eso sí a paso de tortuga pero continuaba luego tres y cuatro. Poco a poco fui aumentando mi capacidad física, mi resistencia.

Hasta que llego él y gran día!! Emocionada y sin saber ni siquiera donde ubicarme llegue al parque Simón Bolívar, eso sí a seguir instrucciones y solita fui calentando y dejándome llevar por la multitud a la salida de la carrera, para ese momento en ninguno de mis entrenamientos había logrado completar los 10K y estaba muy asustada de no lograrlo, cuando de repente iniciamos. Al fondo sonaban las palabras motivadoras de Jose Pekerman “podes elegir correr solo o trabajar en equipo y llegar lejos” esto fue el combustible que me hacía falta, empecé! arranqué Dios mío! Que cantidad de gente! Y son muchos los que me pasan... no importa yo puedo! Hidratándome en cada punto seguía adelante, observando a las personas que corrían junto a mi algunas con discapacidades y seguían adelante a pesar del trabajo que les costaba y yo continuaba solo quería llegar ver la meta, Km 4 yo cristlemus2014-01puedo! Km 7 yo puedo! ya en el km 9 solo me falta uno! mis piernas empezaron a temblar cuando me acercaba a la meta y trataba de rematar con mas velocidad pero no podía, emocionada y con mis ojos llenos de lágrimas veo que cada vez está más cerca la tan esperada meta hasta cuando por fin logro pasarla, no fui la primera en cruzarla, tampoco la última, afortunadamente no fue necesaria la ambulancia ni el cilindro de oxigeno que tantas veces me nombraron cuando tome la decisión de entrenar y con un tiempo de 1.22,37 que para mí era el equivalente a uno de los logros más importantes que he tenido se veía ya materializado, tanto esfuerzo, tanto amor, la satisfacción de ganar.... si gane! a pesar de ese tiempo gane! Aunque miles de personas llegaron antes que yo gané! Le gané a mis miedos, mis temores, mis inseguridades, en aquel momento sentía que podía hacer cualquier cosa que quisiera, no existía nada más, solo los kilómetros que habían quedado atrás, mi medalla y yo!

Ese día resolví que esto es lo que quería seguir haciendo y ya tengo 6 medallas que orgullosa muestro cada vez que me preguntan cómo voy con mis entrenamientos, sin duda alguna es una de las mejores sensaciones que he experimentado, amo correr simplemente porque me ayudo a descubrirme y a sentirme única....

Cristina Lemus Acosta