La buena energía llenó las calles de la ciudad en sus dos recorridos, 10K y 3K de los que hicieron parte tres mil personas, entre ellos 700 con algún tipo de discapacidad.

corre por amor 2019 01

Los primeros en llegar a la meta fueron Ricardo Cardeño con un tiempo de 33:59 y Carmenza Morales con 42:01.

Los recursos recaudados se destinarán al fortalecimiento del programa RBC (Rehabilitación Basada en la Comunidad), que brinda atención integral a las personas con espina bífida de otros municipios de Antioquia y diferentes regiones de Colombia.

Cerca de 600 de los dos mil 600 participantes, tienen al gún tipo de discapacidad, que no fue ningún impedimento para disfrutar del certamen, ratificando que es la carrera de la que todos hacemos parte.

La buena energía y el sano esparcimiento fueron las notas predominantes de la octava edición de Corre Por Amor, la carrera de la inclusión social organizada por la Fundación Mónica Uribe Por Amor, la única entidad de su tipo en Colombia dedicada a la atención integral de personas con espina bífida.

Desde muy temprano comenzaron a llegar los dos mil 600 participantes en los dos recorridos, 10K y 3K que tuvieron como punto de salida y llegada la Fundación Mónica Uribe por Amor, ubicada a un costado de la estación Estadio del Metro, punto de concentración de los atletas y sus familias, quienes además de hacer parte de la prueba atlética, querían apoyar la labor de la entidad que destinará los recursos obtenidos al fortalecimiento del programa RBC (Rehabilitación Basada en la Comunidad), dedicado a brindar atención integral a personas con espina bífida en otros municipios de Antioquia y en diferentes regiones de Colombia, a donde se desplaza un equipo interdisciplinario para la atención de personas que padecen esta condición.

“Estamos felices con la gran respuesta de la gente, es maravilloso ver a tantos atletas comprometidos no solo con el deporte, sino con las causas sociales y la inclusión. Verlos hoy nos llena de alegría, pues gracias a su apoyo podremos impulsar nuestros programas para la atención de personas con espina bífida”, dice Sonia Uribe, directora de la Fundación Mónica Uribe por Amor.

Por su parte Carmenza Morales y Ricardo Cardeño, primeros en llegar a la meta, reiteraron su compromiso, no solo con el deporte, sino con el apoyo a este tipo de certámentes, pues además de hacer lo que los apasiona, pueden aportar al tratamiento y atención de quienes padecen espina bífida. “Hemos participado durante varios años y mientras nos sea posible lo seguiremos haciendo porque haciendo deporte apoyamos y además ganamos”.

RESULTADOS

Categoría única varones

Ricardo Cardeño 33:59
Alejandro Agudelo 35:21
Juan David Muñetón 36:15

Categoría única damas

Carmenza Morales 42:01
Valentina Jaramillo 45:54
Diana Valentina Monsalve 46:51

CORRE POR AMOR cuenta con el apoyo de entidades públicas y privadas. En 2019 se han vinculado: Inder, Indeportes, Área Metropolitana, Virgin Mobile, Medicina Fetal, Grupo Argos, Odinsa, Diabonos, Leonisa, Centro Comercial Santafé, Hielo Iglú, Turbana, Protección, Cedimed, Postobón, Squash, Agua Cristal, Familia, Jabones Jirafa y Ecoportatil.

Sobre la Fundación Mónica Uribe por Amor

LA FUNDACIÓN MÓNICA URIBE POR AMOR es una entidad sin ánimo de lucro, que desde hace 20 años brinda atención integral a personas con espina bífida en todo el país, principalmente en Medellín. Fue creada en 1999 por Mónica Uribe López, quien también tenía espina bífida, con el fin de brindar apoyo a las familias que tienen entre sus miembros a personas con esta malformación congénita. Su directora ejecutiva es Sonia Uribe López.

Sus objetivos son promover el desarrollo integral de las personas con espina bífida, buscando su autonomía e inclusión social, y fomentar el consumo de ácido fólico de 400 microgramos para la prevención. Actualmente atiende a 380 familias.